El desierto costero de Taltal: ¿oportunidades para el desarrollo agropecuario o la conservación biológica?

Felipe Carevic Vergara

El desierto costero de Taltal observable en su máxima expresión biológica entre Taltal y Paposo, es hoy en día un foco incipiente de atracción turística a micro escala principalmente por la presencia de abundante flora, la cual se estima que está compuesta por alrededor de 250 especies de las cuales al menos un 65% es endémica y en algunos casos clasificadas como especies con problemas de conservación. Sin embargo, a nivel científico son escasos los estudios que se han llevado a cabo en estas especies, las cuales comprenden géneros de vegetales tan importantes a nivel agrícola y gastronómico como Stevia, Salviao Solanum. En este sentido, las mayores actividades científicas en la zona, se han enfocado en proyectos de restauración de poblaciones de especies botánicas en peligro de extinción o en el monitoreo fisiológico de estos mismos individuos, por lo que la puerta científica ha quedado abierta para el estudio real de la posible potencialidad de estos géneros de plantas anteriormente mencionados a nivel agrícola. Cabe mencionar que la distribución de estas especies vegetales en esta zona, se debe en gran medida a la periódica presencia de bancos de niebla, lo que genera un ecosistema compuesto además por especies de fauna nativa representativas, tales como guanacos (Lama guanicoe), anfibios (Rhinella atacamensis) y pinguinos (Spheniscus humboldti), y otros de carácter introducido tales como burros, ovejas, caballos y liebres, los cuales suelen pastorear libremente en las quebradas adyacentes a Paposo.

Etiquetas: Editorial

Imprimir Correo electrónico